Ahora
RUTAS MORTALES
17H00
BOYS TOYS
17H30
BOYS TOYS
Todos los horarios
HUMANIDAD

Los Romanov que sobrevivieron a la revolución rusa

Gabriel Konstantínovich, hijo del primo del Zar Nicolás II, fue uno de los miembros de los Romanov que iba a ser ejecutado, en San Petersburgo. Pero logró ser salvado gracias a su esposa, Antonina Nesteróvskaia, que tenía llegada a Maxim Gorki, el revolucionario escritor y amigo personal de Lenin. Otros miembros de la familia también pudieron escabullirse y comenzar una nueva vida, gracias a distintos golpes de suerte.

Por pedido de Nesteróvskaia, Gorki le escribió al líder de la revolución pidiéndole que le hiciera un favor y dejara salir de la cárcel al Gran Príncipe Gabriel. “En primer lugar, es un hombre muy bueno y en segundo lugar, está temporalmente enfermo de tuberculosis”, justificaba la carta. Atendiendo al requerimiento, Lenin dejó libre a Konstantínovich y se fue a vivir a Europa, donde murió en 1955.

Entre 1917 y 1918 fallecieron 17 miembros de los 65 con los que contaba la familia Romanov. El resto también se radicó en Europa. Pero sus fugas no fueron fáciles. Muchos salieron de Rusia con las últimas tropas del Ejército Blanco, en la evacuación de Crimea, mientras que otros se enfrentaron a dificultades aún más peligrosas.

El Gran Duque Alexánder Mijáilovich, escribió en sus memorias: "Dos de mis parientes deben la vida a una asombrosa coincidencia: el comandante bolchevique que ordenó dispararles había sido pintor y uno de ellos había comprado sus cuadros, así que no pudo matarlos y los ayudó a huir". En la actualidad, hay unos 30 descendientes de los Romanov en todo el mundo. Una de ellos, la Gran Duquesa María Vladímirovna Románova, que actualmente reside en España, Madrid.

No te pierdas el 16 de octubre el estreno de DESAFÍO SOBRE FUEGO LATINOAMÉRICA, sólo por HISTORY.


Fuente: Huffingtonpost

Imagen: Prince Gavril Constantinovich vía Wikimedia Commons