Todos los horarios
GUERRAS MUNDIALES

Tadamichi Kuribayashi

Tadamichi Kuribayashi fue el general del ejército imperial japonés durante la Segunda Guerra Mundial que dirigió la defensa de la isla Iwo Jima.
Kuribayashi nació en 1891 en el seno de una familia de larga tradición samurai afincada en Nagano, Japón. En 1923, se graduó del Colegio Militar de Guerra, donde acreditó destacados resultados, recibiendo el sable de oficial de manos del mismo emperador Taishō.
A partir de 1928, Kuribayashi fue destinado como agregado militar de la Embajada japonesa en Washington DC, realizando trabajos de investigación sobre asuntos militares e industriales. Tras su misión afirmó en una carta redactada a su familia que “Los Estados Unidos son el último país del mundo con el que Japón debería enfrentarse”.
Iniciada la Segunda Guerra Mundial, el alto mando japonés decide colocar a Kuribayashi para que verifique las defensas de Iwo Jima. Como la captura de la isla le daba a Estados Unidos la posibilidad de establecer la base aérea que tanto necesitaban para atacar directamente a Japón, la misión de Kuribayashi era inflingir las mayores bajas norteamericanas posibles y así retrasar la captura de la isla.  
Se procedió a la evacuación de los 1.000 civiles que habitaban Iwo Jima, reforzó la guarnición con 21.000 soldados, equipados básicamente con fusiles, granadas de mano, ametralladoras, morteros y unos limitados tanques ligeros. Kuribayashi ordenó que las trincheras en las playas de Iwo Jima fueran suprimidas y obligó a crear una densa red de túneles en el monte Surabachi, búnkeres enterrados, trampas, y fortificaciones en el norte de la isla. Era conciente de que nadie de los que estaban defendiendo la isla volvería con vida a territorio patrio, por lo que se esforzó para que el número de bajas enemigas ascendiera al máximo posible. Sin apoyo naval ni aéreo, debía enfrentarse a la fuerza de invasión de Estados Unidos con más de 110.000 efectivos de Infantería de Marina, la armada y la fuerza aérea. Antes de la batalla, Kuribayashi envió numerosas cartas a su esposa, que hoy son documentos históricos, donde reflejan los sentimientos y pensamientos de los defensores de Iwo Jima. La defensa de la isla implicó hasta el último soldado imperial y Kuribayashi murió en batalla, quedando su cuerpo perdido en la isla.
La figura de Kuribayashi junto con el relato de este episodio bélico son la base argumental de la película Cartas desde Iwo Jima, dirigida por Clint Eastwood en 2006.