Diésel y gasolina
a partir de plásticos
de la basura

Atento a las problemáticas sociales y ambientales, el mexicano Gerardo Nungaray propone una idea que combina ingenio y esfuerzo para transformar los desechos plásticos en combustible, haciendo especial hincapié en el trabajo de los recolectores informales, base del proceso de reciclado en las grandes ciudades. Para ello, ha diseñado una máquina capaz de generar gasolina o diésel, a partir de residuos plásticos, mediante un sencillo proceso de refinamiento: los desechos suministrados se convierten en combustible gracias a la ayuda de un catalizador. Su idea busca dar solución a la demanda de combustibles en zonas postergadas, de desastre, o difícil acceso, ayudando al mismo tiempo a reducir las enormes cantidades de basura que a diario se generan y fomentando, así mismo, el trabajo de recolección y reutilizamiento de los desechos aprovechables.

Gerardo Nungaray
México
Español