¿QUIÉN DA MÁ$?

VAMOS A PLACENTIA

Rene no puede parar de reírse de camino al banco, mientras que Darrell queda con la panza llena y el corazón contento.