GUERRAS MUNDIALES

#4

Puede ser que los combates se hayan detenido, pero la tensión en todo el mundo continúa a fuego lento bajo la superficie. Pocos se dan cuenta, pero las semillas del conflicto mundial ya se han sembrado. La guerra ha terminado y una tensa calma se mantiene. El mundo se convierte en un caos con la caída de la Bolsa de Valores de Estados Unidos, dando paso una gran depresión económica. Las diferencias políticas en Alemania, Italia, la Unión Soviética y Japón dan lugar a nuevos líderes que han luchado por su país y tienen grandes esperanzas para el futuro. ADOLFO HITLER, aún molesto por de la rendición alemana, consolida su partido nazi y toma medidas drásticas para dominar el mundo. BENITO MUSSOLINI unifica al pueblo italiano y pone en marcha sus planes de tener una Italia más fuerte. Joseph Stalin revoluciona la Unión Soviética y forma una débil alianza con Hitler para ganar más poder sobre Europa. HIDEKI TOJO se une a Hitler para luchar contra los aliados. En los Estados Unidos, el presidente FRANKLIN ROOSEVELT consolida su país con una nueva alianza que pone a su gente a trabajar; pero en silencio los prepara para otra guerra. Él sabe que la campaña de WINSTON CHURCHILL de detener a Hitler es el objetivo y está muy consciente de que en última instancia va a necesitar a sus visionarios militares, George Patton y Douglas MacArthur, cuando los EE.UU. se involucre. Pero lo que Roosevelt no ve es que la tensión mundial está a punto de desbordarse. Para el momento en que Hitler ha ganado el control de la mayor parte de Europa y las fuerzas de Stalin están cada vez son más fuertes, Tojo de Japón, ha ordenado el ataque contra los militares de Estados Unidos en Pearl Harbor.