JESUS

Un nuevo estudio geológico reaviva la polémica sobre los huesos de Jesús

El trabajo de un prestigioso geólogo de Jerusalén habría logrado vincular dos antiguos osarios, que podrían haber sido utilizados para dar sepultura a los restos mortales de Jesucristo.

Durante las últimas décadas, el hallazgo de dos antiquísimos osarios, es decir, cajas de sepultura, vinculados a los restos mortales de Jesús, desataron una gran polémica en los ámbitos arqueológicos y teológicos de todo el mundo. Ahora, Aryeh Shimron, un geólogo radicado en Jerusalén, cree haber descubierto una relación entre ambas piezas, lo que refuerza la relevancia de los descubrimientos.

La primera de las reliquias fue adquirida por un coleccionista israelí, en 1970, y fue blanco de serias críticas por parte de la Autoridad de Antigüedades de Israel, que declaró falsa la inscripción que sobre uno de los costados del osario puede leerse: "Santiago, hijo de José, hermano de Jesús". Sin embargo, en 2012, un tribunal de justicia determinó que la falsedad no puede ser probada.

La segunda reliquia es una tumba, descubierta en una obra en construcción, en el barrio de East Talpiot de Jerusalén, famosa por haber protagonizado la película La tumba perdida de Jesús (1980). Más conocida como la tumba de Talpiot, esta cámara funeraria contenía diez osarios, entre los que se destacan algunos cuyas inscripciones rezan "Jesús hijo de José", "María" y varios otros nombres asociados a personajes del Nuevo Testamento.

Aryeh Shimron pudo obtener muestras minerales de la tumba y compararlas con la reliquia del osario israelí para hallar que existe una clara compatibilidad entre el sustrato terrestre del osario de Santiago y el de la tumba de Talpiot. Así, el conjunto de osarios podría haber habitado un mismo espacio funerario en algún momento: "la evidencia es más allá de lo que esperaba", aseguró el experto.

 

Video relacionado "La Biblia": 

 

 


Fuente: La Vanguardia