GUERRAS

¿Qué le sucedería al planeta si repentinamente detonaran todas las armas nucleares?

En 1962, en plena guerra fría, el mundo asistió horrorizado a la posibilidad de una guerra nuclear entre Estados Unidos y la Unión soviética, durante la famosa Crisis de los misiles en Cuba. Hoy, el panorama es diferente, pero el temor es el mismo. Con la llegada al poder de Donald Trump y las provocaciones del mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un, el escenario de una guerra nuclear parece ser muy posible.

 

 

 

Pero Estados Unidos y Corea del Norte no son las únicas potencias que participan en el tenso panorama mundial. Otros países, como Rusia, Israel, China y Reino Unido también cuentan un impresionante arsenal de armas de destrucción masiva, armas que harían palidecer a las bombas arrojadas sobre Hiroshima y Nagasaki durante la segunda Guerra Mundial.

¿Qué pasaría si todas esas bombas nucleares estallaran al mismo tiempo? De acuerdo a la Federación de Científicos Americanos, hoy en día existen 14.900 ojivas nucleares registradas. Las hay de distinta capacidad aniquiladora y se estima que Estados Unidos tendría 650 unidades de mortíferas bombas B83; una sola de ellas equivale a 79 bombas como la lanzada en Hiroshima.

Si todas las bombas de Rusia y Estados Unidos tuvieran la misma potencia que una B83, con 13.800 misiles termonucleares explosionando a la vez, la escena sería más o menos así: de forma inmediata, 94 kilómetros cuadrados de tierra quedarían asolados. La explosión derribaría todo lo que hubiera en un área de 232 mil kilómetros cuadrados. Es decir que 295 ciudades como Nueva York quedarían totalmente destruidas

Se formaría una bola de fuego que alcanzaría 79 mil kilómetros cuadrados y carbonizaría todo lo que toque. La radiación contaminaría un área de 284 mil kilómetros cuadrados. Cientos de millones morirían durante la primera hora y millones más fallecerían con el tiempo por la radiación. Finalmente, el polvo y la ceniza impedirían el paso del sol por años y un invierno nuclear produciría una extinción masiva.


Fuente: playgroundmag.net