NAZISMO

Los nazis y la bomba atómica

Aunque pocos lo sepan, el régimen nazi de Adolf Hitler también se dedicó a la creación de una bomba atómica durante la Segunda Guerra Mundial. Ya en 1939 el nuevo director del Instituto Káiser Guillermo de Física, Werner Heisenberg, fue convocado a analizar hallazgos de científicos que habían descubierto, un año antes, que era posible fisionar el Uranio bombardeándolo con neutrones. Así se creó el “Club del Uranio”, una organización destinada a usar la energía nuclear para elaborar un explosivo con “un poder destructor desconocido hasta hoy”. Para esto necesitaban un elemento fisionable, como el Uranio, un material que si bien abundaba en Alemania, para funcionar debía ser enriquecido. A esta tarea se abocó el “Club del Uranio”.  Luego de meses de trabajo, el Club descubrió que el Plutonio era más sencillo de utilizar que el Uranio para producir una fisión en una bomba. Un notable descubrimiento, un tanto tardío: los científicos estadounidenses lo sabían desde hacía un mes. En febrero de 1942, brindaron conferencias a las cúpulas nazis, que quedaron impresionadas por el avance técnico armamentístico. No obstante, la investigación no consiguió más financiación, ya que el escaso dinero era invertido en bombas más simples, de uso más inmediato. Al poco tiempo, el proyecto de bomba atómica pasó a ser civil, y no militar. Fue entonces que los Estados Unidos terminaron de completar su bomba atómica, que sorprendió profundamente a la soberbia de los alemanes, que creían ser los únicos abocados a este desarrollo.

 

 


FUENTE: ABC