TERROR

La macabra historia de Enriqueta Martí, la vampira de Barcelona

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, una mujer aterrorizó a la ciudad de Barcelona, secuestrando, prostituyendo, torturando y asesinando a cientos de niños. Enriqueta Martí comenzó a prostituirse en bares y burdeles en su adolescencia, estuvo casada con el pintor Juan Pujaló y durante décadas se hizo pasar por mendiga con el fin de sustraer niños para sus oscuros propósitos.

 

Los videos más vistos: 

La mujer ejercía de proxeneta infantil en las altas esferas de la sociedad barcelonesa. Tras asesinar a las pequeñas víctimas, manufacturaba ungüentos y remedios mágicos que vendía a precios astronómicos, promocionandolos como curas milagrosas. Fueron los poderosos de la época quienes la protegieron tras su primer arresto en 1909.

Tras la desaparición de una niña de clase alta, Teresita Guitart Congost, en 1912 Enriqueta fue encarcelada y sentenciada a prisión perpetua. Teresita fue hallada viva junto a otra pequeña que había sido sustraída siendo recién nacida. En su morada fueron encontrados más de 12 cadáveres y un laboratorio repleto de restos humanos.

No es posible precisar cuántos niños mató, pero se cree que el número podría ascender a doscientos. Tras su arresto, Enriqueta fue linchada por sus compañeras de prisión en 1913.


Fuente: Cultura Colectiva