TERROR EN LA OSCURIDAD

La extraña enfermedad que 'transformó' a un hombre en zombi

Un buen día, este ciudadano británico despertó con pleno convencimiento de encontrarse muerto en vida, como un zombi, aunque consciente de estar todavía respirando.

El hombre, cuya identidad no trascendió más allá de su nombre, Graham, fue diagnosticado con una rara enfermedad mental denominada Síndrome de Cotard, también conocida como "síndrome del cadáver caminante", un cuadro que hace a la gente creer que está muerta, o que se ha transformado en zombi.

Un día, después de pasar varios años en un profundo estado de depresión, Graham decidió suicidarse, introduciendo un artefacto eléctrico en la bañera donde se encontraba inmerso. Aunque no murió, desde ese día insistió en que su cerebro "estaba muerto".

"Perdí el sentido del olfato y del gusto. No tenía sentido comer porque estaba muerto. Era una pérdida de tiempo hablar, ya que nunca tenía nada que decir", señaló Graham a la prensa. Incluso llegó a instalarse en el cementerio porque, según dijo, sentía la necesidad de estar allí.

El cuadro sintomático de Graham es extremo, según precisó Steven Laureys, de la Universidad de Lieja, en Bélgica. "Nunca he visto a nadie que estuviera  de pie, que estuviera interactuando con la gente, con un resultado tan anormal en la exploración. La función del cerebro de Graham se asemeja a la de una persona durante la anestesia o el sueño", sostuvo el experto.

El Síndrome de Cotard es una de las más raras enfermedades del mundo y afecta a muy pocos individuos, impidiéndoles recuperar por completo todas sus facultades mentales.

 

 


Fuente: The Telegraph

Imagen: Shutterstock