CIENCIA

La ciencia descubrió al animal más rápido de la Tierra

Una reciente investigación científica demostró que el animal más rápido del mundo es un ácaro oriundo del sus californiano, en los Estados Unidos, capaz de desplazarse a 322 longitudes de cuerpo por segundo, superando por mucho al guepardo, que puede correr a sólo 16 longitudes de cuerpo por segundo.

Se trata de un ácaro del tamaño de una semilla de sésamo denominado Paratarsotomus macropalpis, cuya velocidad fue medida en longitudes de cuerpo por segundo, unidad métrica que refleja la rapidez con que un animal se mueve con relación a su tamaño. Al lograr 322 de estas longitudes, deja muy lejos al escarabajo tigre australiano, que detentaba el primer puesto en el podio con 171 longitudes de cuerpo por segundo, y hace parecer al guepardo una tortuga, a pesar de los 96 kilómetros por hora que puede desarrollar.

"Cuando los valores de estos ácaros se comparan con los datos de otros animales, indican que si no hay un límite superior, es porque no lo hemos encontrado todavía", afirmó  Jonathan Wright, profesor de biología en la Universidad de Pomona. Quien agregó que, si esta velocidad de desplazamiento fuera ejecutada por un humano, entonces estaríamos hablando de correr a 2900 kilómetros por hora.

La investigación sobre la extraordinaria habilidad para moverse de estos ácaros permitirá ayudar a comprender el movimiento de los animales y a la postre aplicarlo a las nuevas tecnologías. Para poder capturar al animalito en acción fueron necesarias cámaras de video de alta velocidad.