ISLA DE PASCUA

Isla de Pascua: Científicos resuelven el misterio de la ubicación de los moáis

Los moais, estatuas gigantes de la Isla de Pascua, intrigan el mundo desde hace años. Ahora, los científicos pueden haber descubierto el secreto detrás de las esculturas Una nueva teoría sugiere que se erigieron para indicar los puntos donde había agua potable en la isla.

Las conclusiones son del antropólogo Carl Lipo, que desde hace 20 años estudia a los Rapa Nui, pueblo que habitaba el lugar y desapareció. Él investigaba cómo una población de cerca de 20 mil personas sobrevivió con tan pocos puntos de acceso al agua potable. Allí, hay muy pocas fuentes y arroyos. Además, las lluvias son escasas en la Isla de Pascua.

Los relatos antiguos de los viajeros decían que el pueblo Rapa Nui bebía agua salobre (más salada que el agua marina, pero que puede ser consumida). Pero de dónde venía? Según Lipo y su equipo, esa agua quedaba represada en canales a lo largo de la costa de la isla.

Lo más sorprendente es que los investigadores descubrieron que esas fuentes de agua salobra coincidían con los lugares donde estaban erguidos los moais. Parece que su propósito era justamente mostrar a los Rapa Nui donde ellos podrían encontrar agua propia para el consumo.

Hay cerca de 900 estatuas en toda la Isla de Pascua. Cada una de ellas mide cerca de 9,1 m. Se estima que fueron construidas en algún período entre 1200 y 1600. Cuando los europeos llegaron allí, en los años 1700, estaban derribados, lo que pudo haber sido causado por guerras internas o terremotos. Ahora, los investigadores continuarán estudiando el lugar para tratar de solucionar de vez el rompecabezas de los moais.

 


Fuente: Newsweek

Imagem: Ian Sewell, via Wikimedia Commons