naturaleza

Hydra: el animal inmortal

Muchas especies del reino animal presentan características, de forma o de conducta, asombrosas, llamativas, inexplicables; no tanto, claro, como la particularidad de la Hydra, un pequeño animal de agua dulce que tiene el don… de la inmortalidad. No es un personaje fantástico, ni una especulación teórica, es un animal real, de unos 3 centímetros de largo, verde y alargado, que, en condiciones adecuadas, puede estirar su vida de manera aparentemente interminable. ¿Cómo lo hace? Su principal virtud es su capacidad regenerativa. El primero en observar esta notable condición fue el profesor Daniel Martínez, quien guardó y protegió 60 especímenes de Hydra para conocer a fondo su vida y las causas de su muerte. En los primeros cuatro años no murió ninguna de sus Hydras. “Para una criatura del tamaño de la Hydra, la no-mortalidad en cuatro años es significativa porque normalmente los animales tan pequeños no viven tanto tiempo. Así que, básicamente, estaba tratando de probar que las Hydras sí envejecían, y al final estuve convencido de que no lo hacían”, explicó Martinez.

La potencia vital de la Hydra no se reduce a su duración, sino también a su capacidad reproductiva, ya que puede reproducirse a los tres días de haber nacido, y así burla las normas de la naturaleza según las cuales la rapidez en la reproducción implica también una muerte rápida. Un animal “normal” que se reproduce con esa prontitud debería tener una vida de no más de un mes de extensión. Así, la pequeña Hydra porta el misterioso favor de la vida; los científicos buscan en sus modos de regeneración una pauta para alargar la vida humana, aunque hasta ahora no se ha encontrado la manera de sintetizar esta capacidad. Parece raro, pero así es: hasta que algún científico lo desmienta, la Hydra es inmortal. 

VIDEO

FUENTE E IMÁGENES

PijamaSurf; VeoVerde