SER HUMANO

Hallan un gen que determina si formaremos pareja o no

Un equipo de científicos de la Universidad de Pekín, en China, logró demostrar que una serie de variantes genéticas influyen en la constitución de relaciones personales.

Partiendo desde la premisa que afirma que el comportamiento relacionado con el amor se encuentra asociado a los niveles de serotonina del cerebro, el estudio realizado buscó investigar hasta qué punto el polimorfismo del gen 5-HT1A, responsable de controlar la serotonina, está asociado al hecho de establecer, o no, una relación amorosa.

Este gen puede tener, o bien una variante del tipo C, o bien una del tipo G. Los resultados del estudio revelaron que los individuos con genotipo CC logran niveles más elevados de serotonina, en comparación con aquellos que presentan un genotipo CG, o GG.

Para llegar a esta conclusión, los expertos analizaron a 579 estudiantes chinos, los que fueron sometidos a pruebas genéticas para demostrar importantes conexiones entre las variantes del gen 5-HT1A y una situación amorosa. En total, el 50.4 por ciento de los individuos con genotipo CC se encontraron atravesando una relación amorosa, mientras que aquellos con genotipos CG y GG alcanzaron sólo al 39 por ciento.

Por primera vez, los resultados de un estudio logran demostrar la influencia de los genes sobre la formación de relaciones personales. Sin embargo, los estudiosos sostienen que esta variante genética explica el 1 por ciento de las causas que pueden determinar si las personas tendrán una mejor o peor relación amorosa. Factores tales como el estatus social, la apariencia externa y las cualidades personales son otros componentes fundamentales para la concreción de una relación sentimental exitosa.

Fuente: Nature Scientific Reports