GRAVEDAD

Gravedad: la fuerza que está en todas partes y no conoces bien

La Ley de la Gravedad pesa por igual sobre todos los que vivimos en este mundo, y sobre lo que no vive también… Si bien es un fenómeno que resulta absolutamente natural, y en el que uno pocas veces se detiene a pensar, la gravedad, la historia de su descubrimiento, presentan una serie de fascinantes peculiaridades que vale la pena conocer:

 

  • La gravedad es la más débil de las fuerzas que conocemos: ellas son la interacción nuclear fuerte, nuclear débil, electromagnética y gravitatoria. No obstante, es la que nos da peso, es la causa de las órbitas planetarias y la creación de las estrellas, planetas y galaxias, nada menos.

 

  • Isaac Newton no descubrió la existencia de la gravedad: fue, en realidad, quien elaboró las leyes que describen sus efectos; el término "gravedad" ya se usaba para describir la fuerza que da peso a los objetos antes de que él naciera. Newton “simplemente” la demostró matemáticamente, probó que era una fuerza universal y comprobó los efectos de la acción invisible a distancia. El árbol del que cayó la manzana que inspiró su trabajo (al menos según la versión de Voltaire) se mantuvo erguido hasta 1860.

 

  • Un túnel hacia el otro lado: si uno excavara un túnel que atravesara el planeta de un punto a otro de su superficie y saltara por allí, le tomaría exactamente 42 minutos y 12 segundos llegar al otro lado, donde se detendría momentáneamente antes de empezar a caer por el túnel en la dirección opuesta. En la primera mitad del viaje aceleraría, debido a la fuerza de gravedad, y en la segunda mitad desaceleraría, pero la inercia siempre lo llevaría al otro lado.

 

  • Sándwich de Tierra: si uno quisiera construir un tren gravitacional que pasara por el centro de la Tierra, tendría que encontrar dos lugares en tierra firme que estuvieran directamente opuestos, algo bastante inusual dado que el 70% de la superficie de la Tierra está bajo agua. Para hacer, como planteó el humorista estadounidense Ze Frank, este “sándwich de Tierra”, habría que poner, por ejemplo, la mitad de un pan en España y la otra en Nueva Zelanda. O entre Indonesia y Colombia, o China y las Malvinas, entre otras combinaciones.

 

  • Curiosidades de la falta de gravedad: no se puede llorar en gravedad 0; las lágrimas no se derraman en el espacio, y para colmo duelen. Por otra parte, los astronautas ganan unos 5 centímetros de altura en el espacio, debido a la falta de compresión sobre las vertebras, producto de la ausencia de gravedad.

 

 


FUENTE: BBC Mundo

Imagen: Shutterstock