CIENCIA

Espectacular video: los vagones que se aplastan solos

En algunas regiones de Siberia existía una leyenda que hablaba de un monstruo invisible que aplastaba y destrozaba vagones vacíos. Esta leyenda nació, como siempre, para explicar una serie de hechos inexplicables: en este caso, la aparición de vagones, de transporte de gas y petróleo, completamente abollados y destruidos sin causa aparente ni autor posible. Ningún animal podía ser capaz de destrozar semejantes tanques, y nadie en los alrededores jamás veía ni escuchaba señal alguna de violencia. 

La respuesta real, suele suceder, no implicaba monstruos invisibles sino un hecho científico verificable, vinculado el mecanismo de limpieza y el frío exterior. Estos vagones sencillamente implosionaban al crearse en su interior un vacío muy grande; el vacío se producía porque se limpiaban con agua caliente a mucha presión y se cerraban justo al terminar. En la helada noche siberiana, al bajar aún más la temperatura, el vapor de agua en su interior se contraía y congelaba ocupando mucho menos espacio y provocando un vacío muy grande en el interior del vagón. La presión interna bajaba lo suficiente como para que la presión de la atmosférica comprimiera y aplastara el vagón de acero en una fracción de segundo.  

VIDEO

FUENTE E IMÁGENES

MedCiencia