inteligencia

El futuro de la inteligencia: Súper Animales Vs. Súper Humanos

Si el humano reina en el mundo, y es la especie que dispone (para bien o para mal) desde hace siglos de los medios de supervivencia del planeta, es porque ni la fuerza, ni la velocidad, ni el tipo de dieta son tan importantes como la inteligencia. Es por esto que los científicos que intentan proporcionar herramientas decisivas para el futuro están abocados precisamente al desarrollo de la inteligencia… aunque algunas ideas puedan superponerse, e incluso originar posible choques como en el caso de dos estudios recientes: uno de ellos, publicado por la revista Nautilus, apunta a mejorar la capacidad cognitiva de los humanos mediante ingeniería genética. Otro, del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), propone traspasar la inteligencia humana a animales. Aunque estas investigaciones no estén enfrentadas directamente, plantean un escenario futuro en que Súper Humanos deberían vérselas con Súper Animales dotados de aquello que creemos tan propio de nuestra especie: el habla y la inteligencia.

El investigador Stephen Hsu manifiesta que "una formación perfecta de las moléculas del ADN podría crear a individuos con inteligencia cualitativamente más alta de las que jamás han existido en el mundo. Es decir, con un CI de alrededor de 1.000". Si bien reconoce que la superinteligencia sería posible en un futuro lejano, advierte que ya se puede obtener información sobre genomas humanos y fenotipos para aumentar los datos conocidos sobre el código genético y predecir las capacidades cognitivas, lo que podría aplicarse a la selección de embriones.

Por su lado, el equipo del MIT fue capaz de modificar un ratón genéticamente para producir el gen FOXP2, ligado a la capacidad del cerebro humano para aprender y hablar. Los experimentos mostraron que los ratones que produjeron el gen completaron pruebas estándar mucho más rápido que los roedores sin modificaciones genéticas. Otro estudio, llevado a cabo con macacos rhesus, mostró como los primates mejoraban su desempeño en pruebas de inteligencia al recibir implantes neuronales.

Si bien muchos científicos son críticos y escépticos respecto de esta posibilidad, algunos ya están trabajando en desarrollar un futuro fabuloso; en efecto, un mundo en que los animales piensen y hablen, como en las viejas fábulas.

FUENTE E IMÁGENES

Nautilus; BBC