Todos los horarios
SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

El extraño engaño que dio inicio a la Segunda Guerra Mundial

En 1939, mientras aseguraba públicamente estar dedicado al proceso diplomático de paz con Polonia, Adolf Hitler tramaba en secreto una estrategia para iniciar la guerra y poder, siguiendo con sus planes de control mundial, conquistar todo el territorio europeo.

Un grupo de espías alemanes, acompañado por varios servicios de la SS, se dedicaron a cometer atentados en Alemania disfrazados de Polacos, para justificar el accionar bélico del Führer. Se realizaron falsos ataques a patrullas nazis, un atentado en la frontera con Polonia y como broche del macabro plan se ideó el incidente de Gleiwitz.

El 31 de agosto de 1939, siete miembros de las SS disfrazados de soldados Polacos irrumpieron en una radio de la ciudad alemana de Gleiwitz. Allí, reprodujeron un violento discurso instando a rebelarse contra las fuerzas nazis. Para dar más veracidad al falso ataque, sembraron el lugar de cadáveres vestidos con uniformes alemanes, provenientes de los campos de exterminio que ya funcionaban el Alemania.

El incidente impactó al pueblo alemán, que estaba continuamente bombardeado por la propaganda Nazi, y fue la excusa para dar inicio a la Segunda Guerra Mundial.

 

 

Video relacionado: 

 


Fuente: INFOBAE