Todos los horarios
HUMANIDAD

El cerebro humano que Miguel Ángel ocultó en una representación de Dios

Miguel Ángel, acaso el más destacado artista del Renacimiento, fue arquitecto, pintor, escultor y además un acérrimo amante de la anatomía humana. De hecho, fue célebremente conocido también por diseccionar cientos de cadáveres durante sus estudios del cuerpo.

 

  

A la luz delos hechos, que Miguel Ángel haya ocultado rasgos de la anatomía humana en sus cuadros no debería representar una gran sorpresa. Tal es el caso de El cuello de Dios, una de sus pinturas en los paneles de la Capilla Sixtina.

 

La obra muestra a Dios, que mira hacia el cielo, exponiendo su cuello y barba. Sin embargo, al verla, la situación no resulta nada natural: la forma en que las luces y sombras caen sobre el cuello no parecen concordar con la ilustración.

 

  

Dos investigadores médicos intentaron dilucidar este extraño fenómeno en la obra del artista. Así, mediante análisis digitales, lograron determinar que lo que allí representó Miguel Ángel es en efecto un cerebro humano.

No se trata de ninguna coincidencia. Fue posible descubrir otras figuras del cerebro en distintas obras del genial pintor. Además, Miguel Ángel consideraba al cerebro, órgano que distingue al humano sobre las demás especies animales, como el nexo entre el hombre y la divinidad.


Fuente: supercurioso.com