invento

Crean un nuevo material vivo y muerto al mismo tiempo, cruzando bacterias con partículas de oro

 

Un equipo de científicos estadounidenses logró crear el primer material que está vivo y muerto al mismo tiempo, obteniendo así un compuesto híbrido que conjuga células bacterianas y elementos no vivos capaces de conducir electricidad y generar luz.

Sucedió en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en donde los expertos pudieron crear una bio-película de Escherichia coli, una bacteria presente en el intestino de la mayoría de los animales, incluido el hombre, capaz de incorporar elementos no vivos como nano-partículas de oro y puntos cuánticos para obtener así algunas de sus propiedades. De hecho, la bio-película es una forma específica de la existencia de muchas bacterias.

En este caso, la película biológica producida por la Escherichia coli contiene proteínas fibrosas denominadas fibrillas curli, que funcionan como verdaderos ganchos a la hora de pegarse a una superficie, sin importar que sea una viva o no viva, como es el caso de una piedra, por ejemplo. Modificando la estructura de las fibrillas con el añadido de algunos péptidos, los científicos lograron hacer que la bio-película capte materia ajena no viva.

Como la bio-película modificada es material vivo, entonces puede responder por sí misma al entorno y generar moléculas biológicas complejas. Sin embargo, como es al mismo tiempo material no vivo, también es capaz de conducir electricidad y emitir luz, ganando además propiedades de la mecánica cuántica. Las bacterias modificadas en el laboratorio pudieron comunicarse y organizarse para crear nano-cables de oro.

El revolucionario logro científico sirve como base para la síntesis, modelamiento y control de los materiales funcionales compuestos por células modificadas intencionalmente. Se espera que este descubrimiento abra las puertas a la creación de materiales muchísimo más complejos, como células fotoeléctricas, materiales con la capacidad de auto-curarse y sensores diagnósticos.