Todos los horarios
SEXO

Así era el sexo en la Edad Media

El Medioevo (siglo V al siglo XV) es el período histórico que suele tomarse de referencia para calcular cuánto ha avanzado la civilización occidental en diferentes aspectos de la vida, como el pensamiento, la ciencia, la convivencia social… ¿y el sexo?

Estas son algunas de las características de la vida sexual en la Edad Media, para que cada uno evalúe cuánto cree que hemos progresado en este punto.

 

-Profilácticos de lino e intestinos: los condones eran trozos de vejigas o intestinos de animales amarrados con un cordel, y por supuesto no eran descartables. Posteriormente se empezaron a realizar preservativos con lino. En ambos casos su utilización estaba vinculada a la prevención de enfermedades venéreas y no a la anticoncepción.

 

-La posición correcta: la Iglesia determinaba que la única postura natural para el sexo era la conocida como “el misionero”, en la que el hombre está encima de la mujer, cara a cara. El resto de las posiciones, así como el sexo anal y el oral, se consideraban pecado.

 

-Actos contra la naturaleza: masturbarse en solitario, masturbarse mutuamente y la copulación anal eran prácticas consideradas antinaturales. Así mismo el lesbianismo era considerado pecado y la sodomía podía ser castigada con la muerte precedida de feroces tormentos.

 

-Prostitución en auge: durante un tiempo la Iglesia aprobó la prostitución, como forma de evitar el adulterio y la homosexualidad. Las prostitutas trabajaban en burdeles, y en los pueblos se las identificaba mediante prendas particulares.

 

-Celibato hasta el casamiento: los solteros no podían tener sexo. Los fornicadores (aquellos que tenían sexo sin estar casados) debían ser denunciados ante el sacerdote de su congregación.

 

-El problema de la impotencia: si un hombre tenía problemas para satisfacer sexualmente a su esposa, un grupo de mujeres sabias examinaba su miembro viril para determinar si era capaz de procrear. Si a sus ojos no lo era, la pareja debía separarse.

 

 

 


Fuente: Pijama Surf

Imagen: Shutterstock