armas quimicas

Antigua y letal bacteria siberiana resucita por el deshielo

La zona de Siberia, en Rusia, es conocida por su clima glacial y sus blancos paisajes helados. Sin embargo en el último verano se registraron en la región temperaturas de hasta 35° centígrados. El descongelamiento de los hielos, además de generar sorpresa, despertó una mortífera amenaza: el ántrax.

El gobierno ruso tuvo que declarar amplios sectores del país en cuarentena luego de que más de 2500 renos y 5 personas murieran al infectarse con la bacteria que dormía en los cadáveres de animales congelados hace más de medio siglo.

Tropas de Defensa Radiológica, Química y Biológica fueron desplegadas en el área a fin de analizar los suelos y prevenir futuros contagios. No obstante, algunos especialistas advierten que la amenaza sigue latente en numerosos cuerpos enterrados bajo la nieve, y que de continuar las altas temperaturas, esto podría significar una amenaza para la humanidad.

El ántrax, conocido por su uso como arma bacteriológica, es enormemente letal para los seres humanos. Se contagia por ingesta o inhalación, y en el 85% de los casos desencadena la muerte del afectado al generar rápidamente un shock séptico.

Estudios han demostrado que la bacteria es capaz de sobrevivir más de 100 años al ser conservada a bajas temperaturas, por lo que la comunidad científica se encuentra en estado de alerta: el calentamiento global podría desencadenar nuevos brotes.

 

 

 


Fuente: SUPERCURIOSO

Imagen ilustrativa: Kovalenko Alexander / Shutterstock.com