CATÁSTROFES

Alarma internacional: gotea una cúpula que alberga toneladas de desechos radiactivos

La cúpula Runit, en las Islas Marshall, es el destino final para miles de metros cúbicos de desechos radiactivos, cosechados tras las múltiples pruebas nucleares que Estados Unidos ensayó en el pasado.

Se trata de un enorme cráter, situado en la isla Runit, en el atolón Enewetak de las Islas Marshall, en el océano Pacífico, lugar que Estados Unidos utilizó para enterrar varias toneladas de desechos radiactivos, resultado de los ejercicios nucleares desarrollados entre 1946 y 1958. La cúpula de soterramiento es denominada Runit Dome.

Es una cápsula, construida con 358 paneles de hormigón armado, de 45 centímetros de espesor cada uno, que alberga en su interior la sórdida suma de 85 mil metros cúbicos de desechos radiactivos. El agua acumulada a su alrededor evidencia las partes del hormigón que han comenzado a agrietarse. Mientras tanto, bajo tierra, los desechos radiactivos han comenzado a fugar, paulatinamente, según un informe del Departamento de Energía de los Estados Unidos.

El temor aumenta a medida que pasa el tiempo: residentes locales, activistas y científicos no dudan en afirmar que el hormigón podría ceder en cualquier momento, liberando el contenido al Océano Pacífico. De hecho, el estudio del Departamento de Energía subraya la posibilidad de que fenómenos naturales, como los tifones, podrían destruir los paneles de hormigón.

 


Fuente: The Guardian

Imagen: US DEFENCE NUCLEAR AGENCY/FILES / AFP