HISTORY FÚTBOL

El día en que el fútbol logró detener una batalla de la Primera Guerra Mundial

Si bien la Primera guerra Mundial es recordada como uno de los conflictos bélicos más atroces de la historia, con prácticamente 10 millones de muertos, unos 8 millones de desaparecidos y más de 20 millones de heridos, la noche del 24 de diciembre de 1914 ocurrió algo sencillamente increíble.

 

 

Imprevista y espontáneamente, esa noche, ambos bandos dejaron de combatir. Alemanes y británicos abandonaron las armas para unirse en un partido de fútbol que no tiene precedentes en la historia registrada. Sucedió en Ypres, Bélgica, cuando el deporte más lindo del mundo pudo más que la guerra.

 

 

Los registros vertidos en diarios personales de los soldados en la frontera atestiguan lo acontecido: "Ese día no hubo disparos. Fue un día histórico porque cuando conocí a su oficial organizamos un armisticio de 48 horas. Cientos de soldados de ambos bandos se reunieron e intercambiaron saludos y regalos".

Uno de los soldados tenía un balón de fútbol que sirvió para celebrar la paz con un partido entre ambos bandos. Cuenta la historia que los alemanes vencieron por 2 a 1 a los británicos, aunque el resultado fue, desde luego, lo de menos. Después de la Noche Buena, el conflicto siguió su curso durante los siguientes tres años.


Fuente: infobae.com