La civilización azteca desarrolló la noción del cultivo hidropónico en las inmediaciones lacustres del lago Texcoco al hacer crecer sus plantaciones vegetales directamente sobre el agua.

Geografía

 
 

El imperio azteca llegó a extenderse sobre una superficie total aproximada a los 500 mil kilómetros cuadrados y contó con una población cercana a los 20 millones de habitantes. La conformación del imperio estuvo fundada sobre la base de una triple alianza entre los estados emergentes de los mexicas, en la ciudad de México-Tenochtitlán, los acolhua, en la ciudad de Texcoco, y los tlacopan, sobrevivientes del extinto señorío dominante del valle de México. Los territorios y culturas asociados al imperio fueron amplísimos, abarcando planicies y altas montañas, o desiertos y selvas, en el ámbito de las temperaturas más extremas.

 

Ubicación geográfica

La ciudad-estado de México-Tenochtitlán se ubicó en una zona de lagos de la Cuenca de México, sobre un islote en las orillas orientales del lago Texcoco. Desde este punto, los aztecas expandieron su dominio hacia el centro y sur del actual territorio mexicano, desde el valle de Toluca, hasta Guerrero y Oaxaca, y desde la costa de Chiapas, hasta la frontera con Guatemala, en donde también ocuparon una cierta extensión. La Cuenca de México abarca unos 7800 kilómetros cuadrados, localizados en la fase meridional del Altiplano Central, limitando con cadenas montañosas e importantes lagos.

 

Clima y ecosistemas

Desde el frío polar de alta montaña, hasta las cálidas selvas tropicales, encontramos múltiples ecosistemas a lo largo de bosques, selvas, desiertos rocosos, manglares, sabanas, estepas y montes, entre otros. Además existían diferentes biomas y microclimas, propios de la geografía mesoamericana, como el bosque templado lluvioso o el bosque de coníferas, en la cima de la Sierra Madre de Chiapas. En las geografías más bajas, cercanas al agua dulce de los lagos, proliferó el cultivo sobre nivel; en alturas cercanas a los 2500 metros, aprovechando la zona de somonte, con tierras fértiles, se practicó una agricultura extensiva; superando los 2800 metros sobre el nivel del mar, abundaron bosques y fauna mayor. El clima para la región fue, en promedio, templado, con un régimen pluvial en torno a los 700 milímetros por año.

VideosPortal de los DiosesHumanidad
5000 A.C - 1000 A.C
999 A.C - 500 D.C
501 D.C - 1450 D.C
1451 D.C - 1780 D.C
1781 D.C - 1900 D.C
1901 D.C - 1950 D.C
1951 D.C - Actualidad